El Samsung Galaxy Watch lleva mucho tiempo siendo el pionero en cuanto a la introducción de nuevas funciones en los smartwatches Android. Incluso en comparación con el Apple watch, cuenta con algunas características distintivas que lo separan de lo que ofrece Apple. Una de esas características es la capacidad de medir tu estrés empleando únicamente la lectura realizada por los sensores del reloj.

Sin embargo, esto hace que nos preguntemos: ¿cómo mide realmente el reloj Samsung Galaxy el estrés? Y si mide el estrés ( lo cual es cierto), ¿cómo de precisa es su lectura? A continuación vamos a responder a todo estas y muchas otras preguntas. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la medición del estrés en el Samsung Galaxy Watch?

Debemos comenzar recordando que la gestión del estrés no es una función nueva en el Samsung Galaxy Watch; de hecho, se introdujo en la línea de dispositivos de Samsung con el Samsung Galaxy S9. Aunque la tecnología y la precisión de las lecturas han cambiado a lo largo de los años, la funcionalidad principal y la forma de medir el estrés siguen siendo las mismas.

Fundamentalmente, podías utilizar la aplicación Samsung Health presente en tu teléfono, y colocar tu dedo justo en el sensor de salud donde se mediría tu estrés a lo largo del tiempo. Sin embargo, estas lecturas no eran precisas debido a que dependían de la correcta colocación de los dedos. De hecho, al volver a medir la tensión inmediatamente se obtenía una lectura completamente diferente, lo cual era una prueba más de que la función no era más que un reclamo.

Medición del estrés en el Galaxy Watch

Cuando se lanzó la serie Galaxy Watch, la función se implementó en los relojes inteligentes pero con algunas pequeñas modificaciones. En primer lugar, ahora la medición emplea la amplia gama de sensores integrados en el reloj, que miden desde la frecuencia cardíaca hasta la tensión arterial en las últimas versiones.

Además, en lugar de tener que colocar los dedos durante 20 segundos en un sensor, el reloj tiene ahora la capacidad de medir constantemente la frecuencia cardíaca a lo largo del día, lo cual le permite llevar un registro de tu ritmo cardíaco medio en cualquier situación. Estas lecturas ofrecen mediciones más precisas al usuario final en lo que respecta a su estrés.

Aunque Samsung no se ha pronunciado oficialmente sobre la manera exacta en la que se mide el estrés, estamos bastante seguros de que se trata de la técnica que vamos a explocar ahora. Samsung mide la variación de tu ritmo cardíaco durante un periodo de tiempo determinado para calcular el estrés. Para explicarlo mejor, se tienen en cuenta las mediciones realizadas a lo largo del día junto con la frecuencia cardíaca en ese momento. Por lo tanto, si hubiera grandes variaciones en tu ritmo cardíaco, tu reloj lo cuantificaría como si tuvieras un mayor estrés en ese momento en particular.

Veamos un ejemplo:


Persona 1Persona 2
Ritmo cardíaco medio (lpm)6090
Ritmo cardíaco actual (lpm)9095
Variación (lpm)205

En este caso concreto, aunque la Persona 2 tiene una frecuencia cardíaca media más alta, su variación en un periodo de tiempo concreto es solo de 5. Por lo tanto, el reloj consideraría que está en un nivel de estrés medio.

En cambio, la Persona 1, aunque tiene una frecuencia cardíaca más baja, registra una mayor variación. Por lo tanto, el reloj consideraría que tiene un nivel de estrés alto.

Dicho esto, resulta evidente que cuanto mayor sea el número de registros de la frecuencia cardíaca que tenga un reloj, más precisa será su lectura.

¿Es precisa la medición del estrés en el Galaxy Watch?

Sí, la medición del estrés en el Galaxy Watch es precisa. Sin embargo, es posible que no proporcione los resultados más precisos en determinadas situaciones. Por ejemplo, si haces ejercicio, lógicamente tu ritmo cardíaco será mayor, de modo que si realizas la medición en ese momento, tu reloj mostrará un nivel de estrés elevado, aunque evidentemente no sea el caso.

Por lo tanto, para obtener las mediciones más precisas, deberías medir tu tensión solo cuando estés descansado/a, ya que cualquier variación en la frecuencia cardíaca durante ese periodo se debería estrictamente al estrés.

Además, los relojes más recientes como el Samsung Galaxy Watch 4 y el Galaxy Watch 4 Classic cuentan con el sensor BioActive, que analiza también otras lecturas como la presión sanguínea, con lo que podrán ofrecerte lecturas aún mejores.

Sin embargo, nunca debes guiarte completamente por la información que te proporcionan tu reloj o teléfono. Aunque funcionan como grandes puntos de referencia, siempre debes consultar a tu médico antes de tomar cualquier medicamento para tu nivel de estrés.

Cómo medir el estrés en el Samsung Galaxy Watch

Ahora que ya sabes cómo funciona la medición del estrés en tu Samsung Galaxy Watch, a continuación te explicamos lo que tienes que hacer para realizar una lectura:

  • Limpia los sensores situados en la parte inferior del reloj con un paño de microfibra (¡nunca con pañuelos de papel!).
  • Coloca el reloj bien ajustado en la muñeca.
  • A continuación, abre la aplicación Samsung Health y desplázate hasta la sección de Estrés.
  • Una vez aquí, encontrarás la lectura anterior y se te dará la opción de medir de nuevo.
  • Una vez que pulses en Medir, mantén la muñeca recta y el reloj realizará la lectura (evita hablar, ya que puede alterar la lectura).
  • Una vez concluida la medición, podrás visualizar tu nivel de estrés en tu reloj o en la aplicación Samsung Health de tu teléfono.

Consejo adicional: si quieres que tu Samsung Galaxy Watch mida tu estrés de forma continua o a intervalos específicos, desplázate hacia abajo en la sección Gestión del estrés, toca el icono del engranaje y selecciona Medir la FC y el estrés de forma continua o la configuración que desees.

Artículos relacionados:
Cómo medir la composición corporal en el Samsung Galaxy Watch 4
Los mejores smartwatches con tensiómetro

Founder & Chief Editor | + posts

Compré mi primer smartwatch en 2018 y desde entonces, siempre llevo uno puesto. A veces puede resultar frustrante recibir 100 notificaciones al día; por eso, es esencial que aprendamos a sacarles el mejor partido y a cómo utilizarlos para mejorar nuestro día a día, no al revés. Escribo sobre los smartwatches más recientes, creo una selección de favoritos y escribo guías útiles en las que explico los aspectos complicados de forma sencilla.